Díaz dijo que se tomó “un rumbo hacia el orden priorizando la libertad de circular”

Foto El Sureño
Foto El Sureño

El Ministro de Gobierno defendió el desarme del acampe frente a Casa de Gobierno y sostuvo que desde el Gobierno se puso fin a un contrasentido. Consideró que la extensión del acampe terminó jugando en contra a los gremios. En cuanto al procedimiento manifestó que se dio en el marco de “esta confluencia de derechos e intereses, respecto de la libertad de manifestarse y la libertad de circular que ameritaba tomar un rumbo hacia el orden priorizando la libertad de circular.

El ministro de Gobierno de la Provincia, Gastón Díaz, defendió el procedimiento policial ordenado por el Ejecutivo para desarmar el acampe que se extendió durante 90 días frente a Casa de Gobierno. Sostuvo que se terminó con un contrasentido entre el derecho a manifestarse y el derecho a circular.

Igualmente el Funcionario sopstuvo que esto no habilitará a que los sindicatos que no participaban en la mesa técnica ahora puedan hacerlo. Al respecto manifestó que “el condicionamiento no tenía que ver con lo que era el acampe, tiene que ver con las medidas de fuerza respecto el pedido de modificación de las leyes previsionales que fueron sancionadas”.

Recordó que “en su momento el acampe lo tomamos como una medida de fuerza en contra del Poder Ejecutivo para que el Legislativo modificara una norma y esa medida la consideramos extorsiva y fue lo que se manifestó en el Consejo Federal del Trabajo”.

Además Díaz sostuvo que más allá del desarme del acampe en Ushuaia “en la ciudad de Río Grande las medidas continúan, en Tolhuin también y creemos que el desarme de esas carpas que muchas de ellas estaban vacías, tampoco va poner un fin a esta discusión que estamos dando en la mesa técnica. Ese es el espacio del que van a salir las definiciones”.

El Ministro volvió a reiterar que deben finalizar las medidas de acción directas como paros y asambleas antes de que se puedan sentar los gremios que faltan en el ámbito de la mesa técnica. Además reiteró que de darse esas condiciones sólo se va discutir “las leyes previsionales y no a temas que tengan que ver con cuestiones gremiales”.

En cuando al procedimiento en sí, manifestó que se dio en el marco de “esta confluencias de derechos e intereses, respecto de la libertad de manifestarse y la libertad de circular, ameritaba tomar un rumbo hacia el orden priorizando la libertad de circular”.
El Funcionario manifestó que “a veces cuando uno busca el consenso social con medidas de fuerza, los gremios deberían medir que el impacto no se termine volviendo en contra. El tiempo por el cual se extendió este acampe en San Martín, hasta creo que terminó siendo perjudicial para los propios gremios en la búsqueda de ese respaldo social”.

Díaz sostuvo que “le terminamos haciendo un favor al ciudadano, porque observaba a un Gobierno con une mesa técnica y por otro lado había un gobierno permitiendo un desorden. Creo que hemos tratado de ser claro, sobre que necesitamos diálogo y consenso, pero también orden y autoridad”.