Preocupa a Reino Unido la firme posición argentina sobre Malvinas

Luego de su encuentro con el ministro de Producción, Matías Kulfas, y con el vicecanciller, Pablo Tettamanti, la jerarca británica se informó de primera mano sobre los proyectos de ley que el presidente Alberto Fernández presentó al Congreso el pasado domingo 1 de marzo.

Las iniciativas sobre el reclamo de soberanía de las islas Malvinas tienen tres grandes ejes: la creación de un Consejo Nacional sobre el tema, la modificación del régimen federal pesquero, y la nueva demarcación del límite exterior de la plataforma continental.

"La fortaleza de estas tres medidas apunta a que esta iniciativa tendría la capacidad de construir una verdadera política de Estado, y no dejar aquellas gestiones vinculadas a Malvinas a lo que son los intereses de un Gobierno de turno", dijo Andrés Dachary, secretario de Malvinas, Antártida, Islas del Atlántico Sur y Asuntos Internacionales de Tierra del Fuego.

El consejo será un ámbito con representantes de todos los partidos políticos, además de veteranos de guerra, académicos, juristas y delegados de Tierra del Fuego, distrito al que le corresponden estos territorios según la ley argentina.

El Presidente Alberto Fernández volvió a elevar a secretaría el área de Cancillería dedicada a Malvinas, que durante la presidencia de Mauricio Macri había pasado a subsecretaría.

En cuanto a los recursos marítimos, se endurecerán las sanciones a los barcos que pescan ilegalmente en los espacios marítimos bajo jurisdicción argentina. O en aquellos donde el país tiene soberanía sobre recursos vivos, incluida la polémica "zona de exclusión" ilegítima que ostenta el Reino Unido alrededor de las islas desde la guerra de 1982.

"Se pretendió instalar una falacia en los últimos cuatro años, en los cuales se disociaba lo que eran recursos naturales de una reclamación soberana. (…) Cada país del mundo tiene normativas que obviamente impiden que se expolien sus recursos naturales en lo que tiene que ver con un cambio en lo que es la defensa de lo que pertenece al patrimonio nacional", expresó el secretario.

"En términos provinciales tenemos la tremenda oportunidad de desarrollar complementariamente nuevas medidas que desalienten lo que es esta explotación de recursos naturales por parte del Reino Unido", apuntó Dachary.

En 1965 Naciones Unidas reconoció la controversia soberana entre el Reino Unido y Argentina sobre este territorio, e instó a una resolución pacífica a través de negociaciones bilaterales, teniendo en cuenta los intereses de los habitantes de las Islas.