Política

Guzmán dijo que hay mucha tensión con los bonistas porque cada uno defiende sus intereses

En una entrevista televisiva con la TV Pública, Guzmán sostuvo que "es norma la tensión con los bonistas porque los acreedores habían apostado por obtener grandes retornos en la Argentina, pero luego todo colapsó".

 

El jefe del Palacio de Hacienda señaló que "esta semana vamos a tener el road show con los acreedores que esta vez será virtual pero ya entramos a discutir la propuesta. Lo que buscamos es darle condiciones al país para que, una vez pasado el coronavirus, la propuesta se pueda mantener en el tiempo. Esta propuesta que estamos haciendo es una propuesta de buena fe, en el sentido de que es lo que Argentina puede pagar y que se pueda cobrar lo que se puede cobrar".

"Hay mucha tensión y frustración porque los bonistas apostaron a la Argentina y la economía no anduvo bien y fue un colapso económico. Es normal que haya tensiones y cada uno defiende sus intereses. Nosotros hacemos promesas que se pueden cumplir y por eso es de buena fe", puntualizó Guzmán.

Al ser consultado sobre un pedido de los acreedores por realizar un mayor ajuste fiscal, Guzmán admitió que "los bonistas plantean que el país debiera tener un mayor ajuste pero eso no es sostenible. En los últimos cuatro años, el gasto público primario se contrajo en 5,6% del PBI y eso no funcionó, terminó en una caída de la demanda y a esto se le suma la situación del coronavirus".

El ministro manifestó que "todo está sobre la mesa, el período de gracia, los intereses de los bonos y los vencimientos de los títulos. La Argentina hoy no tiene capacidad de pago, pero hicimos una oferta a los acreedores que la Argentina puede cumplir. La oferta tiene el aval del FMI y el staff técnico avaló la propuesta porque había juzgado que estaba en línea con las posibilidades de pago del país".

Respecto del coronavirus, Guzmán dijo que "hemos definido que lo primero es la salud y tendremos que tomar medidas para adaptar la economía a la cuarentena y tendrá que durar lo que tenga que durar, para asegurar la salud de los argentinos. La actividad económica está cayendo por la pandemia, el sistema está preparado para la circulación de bienes y personas pero eso no se está dando ahora y por eso tomamos medidas para proteger a los sectores más vulnerables".

En relación con las medidas tomadas para las empresas, el ministro expresó que "vamos a necesitar a las empresas por eso dispusimos medidas para proteger el trabajo y la producción y las perspectivas van a ser mejores si se preservan las empresas. Hay medidas que se tomaron para una cuarentena corta pero se alargó. Los préstamos para pagar salarios es una medida que tiene límites pero luego tuvimos que hacer una asistencia directa pagando parte de los salarios".

Guzmán añadió que "las consecuencias de abrir la economía de golpe son inciertas, se va abriendo la economía pero vamos tomando medidas pero siempre cuidando a la gente".

Finalmente, el ministro apoyó el proyecto de ley denominado como "impuesto a la riqueza", al señalar que "la Argentina tiene restricciones de financiamiento y hay que buscar maneras para obtener financiamiento por eso se le pide un esfuerzo de solidaridad a sectores que tienen capacidad. Nosotros apoyamos el proyecto de impuesto a la riqueza pero necesitamos cierto financiamiento para atender a los sectores más vulnerables".