TDF

Carlos Córdoba se confesó al borde de “romper con Melella”

El secretario general de ATE, Carlos Córdoba, advirtió sobre una posible ruptura con el gobernador Gustavo Melella, ante la dilación que viene sufriendo el pago del aumento comprometido, como también el convenio colectivo de trabajo

“Ya hemos pasado una cuarentena donde no hubo ningún muerto y esperamos que no lo haya, pero como sindicato queremos que se cumpla con lo que se firmó. Este mes tocaba pagar la totalidad del aumento, más lo adeudado y los intereses, pero nos encontramos con que pagaron el salario con una sola cuota de futuros aumentos de mayo, y nos quedó colgado abril”, dijo por FM Master’s.

 

“Nos parece muy rara la situación que está viviendo el gobernador Melella, al no tener la comunicación que realmente necesita con los sindicatos. Estamos hablando de un gobierno provincial y hay ministros y secretarios que tienen que llevar la cuestión adelante para lograr conducir la provincia. De esta manera se nos hace imposible a los sindicatos poder conducir, porque cada vez que llamamos por teléfono o necesitamos comunicarnos con ellos nos dicen ‘vengan a las 12 de la noche o a las 2 de la mañana’ –aseguró-. Por supuesto que uno está obligado a ir como secretario general y responsable de la conducción del sindicato, pero no discuten los problemas con los trabajadores y los sindicatos”, cuestionó.

 

La semana pasada ATE tenía prevista una movilización, que se suspendió al recibir la convocatoria del gobierno, pero nunca se concretó esa reunión: “Nos comunicaron de la reunión pero tuvimos una rotura del auto y apenas salimos tuvimos que volver. Pedimos que la reunión se pase para el otro día, pero nunca más tuvimos noticia”, sostuvo el dirigente.

 

Ante esta falta de respuesta se decidió realizar una reunión hoy en Tolhuin para tomar una definición, que podría marcar un quiebre en las relaciones: “Los trabajadores estatales lo votamos porque no nos gustaba la política que llevaba adelante con los trabajadores Rosana Bertone. Melella prometía el vamos a vivir mejor, y me hace acordar al muchacho de los globos amarillos, cuando decía que todo iba a cambiar. Pero no cambió nada y nos robaron el país”, fustigó.

 

En la reunión de Tolhuin se redactó un documento que será entregado formalmente al gobierno, ya como último recurso antes de disponer medidas de fuerza: “Queremos no sólo que nos paguen sino que nos respeten. Que respeten a los sindicalistas, o que respeten a los trabajadores si no me quieren respetar a mí. Yo no me vendo por dos o tres pesos ni tampoco por un bolsón de comida para mi gente”, disparó.

 

“Dijeron que iban a cambiar y que iban a ser diferentes, y siguen jugando con nosotros. Es lamentable. El gobernador y sus ministros tuvieron un 120% de aumento salarial y les alcanza muy bien porque tienen varias canastas familiares cubiertas. Después se llenan la boca hablando de los pobres. No me gustaría romper con el señor gobernador Gustavo Melella, me gustaría seguir adelante trabajando, pero así no se puede”, sentenció.

 

“En diciembre nos lloraron que el convenio colectivo de trabajo no tenía que salir, porque era malo para los trabajadores. Nos pusimos de acuerdo entre todos, tuvimos en cuenta que recién empezaban, dijeron que en seis meses sacaban el convenio pero ni una palabra nos dijeron de esto. Así como van, van mal”, concluyó.

Fuente: Sur54.com