TDF

Cesar Molina: “El Gobierno está sordo a los reclamos y fuera de la ley”

El secretario de Legal y Técnica de la Municipalidad de Ushuaia, Dr. César Molina Holguin, se refirió a la presentación judicial de las ciudades de Ushuaia y de Río Grande por el incumplimiento del Gobierno provincial en la remisión de la coparticipación federal, provincial y regalías en tiempo al señalar que “la provincia se queda con los recursos que la Nación envía para los vecinos y vecinas. Nación gira diariamente pero la Provincia tiene una demora de 40 días con las ciudades, que son recursos que les corresponde a los vecinos. Es una demora sin precedentes, que destruye la autonomía de los municipios y pone en riesgo las prestaciones básicas en plena pandemia”, aseguró el abogado.

“Nunca quisimos llegar a esta situación. Se intentó evitar la vía judicial por todas las formas, pero nunca tuvimos respuesta a los reiterados reclamos por carta documento y notas. No sólo que hemos sido ignorados, sino que ya hay un perjuicio claro para los vecinos y vecinas” amplió el Dr. Molina.

“La coparticipación son recursos con los que la Municipalidad de Ushuaia gestiona todos los días para los vecinos y vecinas. Son los recursos con los que se hizo el Polo Sanitario para fortalecer el sistema de salud público provincial en nuestra ciudad, son los recursos con los que todos los días se recoge la basura, se limpian las veredas, las calles, se hacen las obras. Nos llevan a un punto en el que no quedan más opciones que tomar otro tipo de decisiones. Y tuvimos que recurrir a la presentación judicial por incumplimiento del acuerdo del año 2009 que se logró luego de la demanda que presentó la ciudad de Río Grande a la Provincia, por una situación semejante” amplió el secretario de Legal y Técnica de la Municipalidad.

“Aún sin ley de goteo, en el año 2009 hubo un acuerdo rubricado ante el Superior Tribunal de Justicia, del que participaron las Municipalidades y el Gobierno de la Provincia donde se establece cómo se giran los fondos, en los porcentajes establecidos por ley, percibidos por la provincia en concepto de coparticipación federal, con un plazo máximo de 7 días, las regalías hidrocarburíferas y la coparticipación provincial. Esta demora y la falta de todo tipo de respuesta es lo que motivó que debamos hacer una presentación judicial”, continuó el Secretario de Legal y Técnica de Ushuaia.

Recordó que en el mes de abril se remitieron cartas documento que no fueron contestadas y a principios de junio se enviaron notas “en función de que estábamos con una deuda estimada de 360 millones; y no sólo no tuvimos respuesta sino que se agravó esa situación y llegamos a tener hoy más de 471 millones de pesos que no fueron remitidos en tiempo y forma”. Insistió el funcionario en que se trata de “recursos que efectivamente ingresaron a la provincia y que fueron retenidos y no se giró a los Municipios”.

Se refirió también a la certeza sobre los números que se reclaman y, en tal sentido, indicó que “en lo que es la coparticipación nacional, se registra diariamente y se actualiza tres veces al día. Cualquier persona puede ver lo que efectivamente ingresa a las arcas provinciales y nada de eso se remitió a la ciudad. Esos fondos deberían girarse como plazo máximo en una semana”.

“En algunos casos, esa demora significa el 70% de los recursos del Municipio. Entonces,  indefectiblemente, están vulnerando nuestra autonomía, el funcionamiento de la ciudad y la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas”, explicó.

Molina confirmó también que, “a raíz de algunas intimaciones que hicimos los Municipios a la AREF, finalmente la repartición actualizó la información la semana pasada y allí también podemos confirmar los montos que efectivamente ingresaron por recaudación provincial. El porcentaje de eso que ya ingresó a las arcas del gobierno provincial, tampoco se giró, ni se gira a los municipios en los plazos establecidos en el acuerdo judicial de 2009”.

“No hubo forma de dialogar, no hubo consideración a ninguno de nuestros reclamos. No tuvimos respuesta a las cartas documentos, ni a las notas, ni a los mails. El camino del diálogo lo mantenemos abierto y siempre estamos dispuestos a dialogar. Pero el problema es que no hay ni explicación, ni siquiera consideraron atender nuestro pedido. El gobierno está sordo a los reclamos y fuera de la ley”, concluyó.