El Gobierno envió un proyecto que protege activos del Fondo de Garantía de la Anses

El Gobierno nacional envió a la Cámara de Diputados un proyecto de ley de Defensa de los Activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Integrado Previsional (FGS), que contempla un plan de refinanciación de deudas de las provincias con la Anses y establece un nuevo sistema de financiamiento para el pago a jubilados adheridos a la ley de Reparación Histórica.

La iniciativa, firmada por el presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y los ministros de Economía, Martín Guzmán; y de Trabajo, Claudio Moroni, ingresó este mediodía en la Cámara baja y deberá ser girada en las próximas horas a las comisiones de Presupuesto y Previsión Social.

Ayer, el Gobierno nacional acordó con los gobernadores de 21 provincias y con la Ciudad de Buenos Aires la suspensión por 45 días del cobro de las deudas de los préstamos de la Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) correspondientes a 2016 y cuyos intereses operan desde este mes.

El acuerdo fue alcanzado durante una reunión virtual que mantuvieran desde Casa Rosada el ministro del Interior, Eduardo 'Wado' de Pedro; la titular de la Anses, Fernanda Raverta; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el jefe del bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, con los mandatarios de la mayoría de las provincias, con excepción de Córdoba, Santa Fe y San Luis, que no registran deudas con ese organismo.

El proyecto establece un plazo de noventa días para negociar los prestamos entre las provincias y la Anses, donde se tendrá en cuenta la suma del capital adeudado e intereses devengados y exigibles a la fecha de suscribirse el acuerdo de refinanciación, y que el plazo será de ocho meses.

El capital se cancelará íntegramente al vencimiento mientras que los intereses se pagarán a un 1 por ciento anual y se calcularán sobre el capital, ajustado por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) que elabora el Banco Central.

Fija que para "asegurar el cumplimiento de las obligaciones, la jurisdicción cederá en garantía las sumas que le corresponda percibir por el Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos" y determina que los acuerdos de refinanciación "deberán incluir una opción de conversión del capital adeudado a un bono con vencimiento".

El proyecto determina que no se podrá vender activos del FGS para financiar el pago de los retroactivos de jubilaciones prevista en la ley de Reparación Histórica aprobada en el Gobierno de Mauricio Macri, que ahora deberán ser abonados con fondos propios de Anses.

El gobierno explicó, en los fundamentos del proyecto, que "la modificación de la fuente de financiamiento obedece a que, a partir de agosto de 2020, el pago de la Reparación Histórica implica erogaciones superiores a los $10.000.000.000 mensuales".

"Por tal motivo, la magnitud de las ventas que debería realizar el FGS de los activos de su cartera para financiar el programa implicarían un deterioro sustancial de los precios de dichos activos financieros generando una pérdida significativa en el valor del FGS, con potenciales derivaciones sobre la estabilidad financiera, lo que sería muy conveniente evitar", agregó.

También fijó que el Fondo "se invertirá de acuerdo a criterios de seguridad y rentabilidad adecuados, contribuyendo al desarrollo sustentable de la economía real a efectos de garantizar el círculo virtuoso entre crecimiento económico y el incremento de los recursos de la seguridad social".

Además, se crea el Fondo Fiduciario Público "Programa de Inversiones Estratégicas", cuyo objeto será invertir en sectores estratégicos para el Estado Nacional fomentando la generación de empleo como política de desarrollo económico en pos de la sostenibilidad de la economía real."

El proyecto determina que la ANSES-FGS invertirá $100.000.000.000 en el Fondo Fiduciario Público.

Otro punto clave del proyecto es que la Anses no cobrará los intereses de los créditos, cuyo cobro están suspendidos desde el 1 de enero de este año, y fija que el pago de las cuotas se hará respetando las condiciones originales en las que el crédito fue otorgado.