TDF

La Secretaría de Comercio continúa trabajando en el control de precios de cadenas de supermercados y empresas proveedoras

Así lo señaló el secretario del área, Aníbal Chaparro, quien recordó que el área cuenta con facultad de realizar sanciones y multas a las cadenas de supermercados y distribuidores que no cumplen los precios máximos de referencia._

La Secretaría de Comercio de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur realiza operativos en las cadenas de supermercados y empresas mayoristas para controlar el cumplimiento de la normativa nacional que indica que los comerciantes deben retrotraer los precios desde el 6 de marzo de 2020.

Al respecto, el titular del área, Aníbal Chaparro señaló: “comenzamos a trabajar en conjunto con los municipios haciendo controles y estamos muy satisfechos con esta articulación porque nos permite un mejor control de los precios que señala la normativa nacional”.

“Nosotros contamos con facultad de realizar sanciones y multas a las cadenas de supermercados y distribuidores que no cumplen los precios máximos de referencia. Es de destacar que los comerciantes deben retrotraer los precios desde el 6 de marzo de 2020 y en el caso de las cadenas de supermercados, tienen que informar mediante una declaración jurada a la secretaría de comercio interior de la nación el listado”, precisó el funcionario.

Y subrayó: “constatamos que se han cumplido con los precios establecidos tanto de los listados que nos envió nación como el de las declaraciones juradas de las cadenas de supermercados. Sin embargo, detectamos que algunos rubros no estaban comprendidos en esos listados como las carnes, verduras y lácteos y tenían un aumento importante. Por ello labramos actas de infracción preventivamente para que nos acrediten que esos aumentos no provienen de la mera especulación y sí a cuestiones de aumentos propias de proveedores”.

“También hemos realizado controles y ahora los vamos a fortalecer con la articulación con el municipio de Río Grande a los comercios de barrios. Hemos infraccionado en algunos casos pero con la finalidad de que nos acrediten a cuánto compraron los productos a sus proveedores. Nosotros controlamos que no se trate de una especulación y aprovechamiento en esta situación de emergencia”, concluyó Chaparro.