Política

Calculan que un impuesto a las grandes fortunas recaudaría u$s 4,7 mil millones

El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) relevó la existencia en el país de 30.000 contribuyentes en la categoría de millonarios en el país y estimó que un impuesto a las grandes fortunas, con una alícuota de 2,5%, podría recaudar hasta 4,7 mil millones de dólares, lo que podría financiar políticas fiscales necesarias para superar la pandemia, indicó un informe.

El reporte, titulado "¿Cuánto podría recaudar el impuesto a las grandes fortunas en América Latina?", firmado por Sergio Páez, Guillermo Oglietti y Alfredo Serrano Mancilla, sostuvo que en Argentina, "el segmento 'ultra superior' de contribuyentes, los mil millonarios identificados por Forbes, podrían aportar alrededor de u$s 220 millones".

"Los efectos de la pandemia ya se extienden a 212 territorios y no hay dudas del impacto global ni de que los estados vuelven al centro de la escena con compra de insumos, subsidios a pequeñas empresas y transferencias a trabajadores suspendidos y de la economía informal, gastos que se pueden financiar con un gravamen a las grandes fortunas", mencionó el informe.

Según datos de la CEPAL, "las economías latinoamericanas podrían caer 5,3%, y eso bajará las recaudación, por lo que es conveniente estimar la capacidad recaudatoria de un gravamen sobre el patrimonio de las grandes fortunas", indicó la CELAG.

El potencial recaudatorio de un tributo similar al de Colombia y Uruguay (que recaudan entre 0,5 y 1% del PBI) podría generar un ingreso adicional de entre u$s 25 y 50 mil millones en un año en toda la región: Argentina podría acceder a entre 2 y 5 mil millones, resaltó el reporte.

Las estimaciones de los organismos internacionales indicaban que América Latina necesitaría implementar políticas fiscales de 7% del PBI, mientras que las grandes fortunas podrían contribuir con un adicional de entre 0,5% y 1% del PBI (entre u$s 25 mil y 50 mil millones), una séptima parte de lo necesario.

Por último, el informe consignó que "la recaudación del tributo a las grandes fortunas podría ser suficiente para financiar una renta básica de emergencia familiar para 3 o 4 personas de u$s 700 para la población más vulnerable".

En tanto, en la Cámara de Diputados, el Frente de Todos ultima los detalles del proyecto que presentará este mes para crear un impuesto a las grandes fortunas, mientras avanza en las negociaciones con los bloques opositores para conseguir los respaldos necesarios.

El proyecto diseñado por el presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller, a pedido del titular del bloque del FdT, Máxímo Kirchner, propone cobrar, por única vez, un impuesto a los patrimonios que superen los 200 millones de pesos, a fin de recaudar el equivalente a 3.000 millones de dólares.

De acuerdo con la iniciativa, quienes tengan más de esa cifra pagarán una tasa del 2% y ese porcentaje será progresivo, con un tope del 3,5%, y se tomará como base los bienes personales declarados hasta marzo de este año, según lo que dejaron trascender fuentes parlamentarias.