Darío Martínez asume la Secretaría de Energía con una nueva “visión integral” del sector

La asunción del nuevo secretario de Energía, Darío Martínez, se anticipa como una nueva etapa en las políticas del sector, ya que la dependencia pasará a la órbita del Ministerio de Economía con la intención de dotar de "una visión integral" al factor energético, que incide en la estabilidad macroeconómica y en la competitividad del agregado de valor.

Martínez dejará la presidencia de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados para ocupar el lugar del desplazado Sergio Lanziani, y será puesto en el cargo en un acto en el que participarán el ministro de Economía, Martín Guzmán, y su par de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien hasta ahora tuvo a su cargo la dependencia.

Si bien inicialmente se informó que la jura se va a desarrollar mañana, lunes, en las últimas horas cobró fuerza la posibilidad de que finalmente el acto se concrete el martes, señalaron a Télam fuentes oficiales.

"Con muy buena relación con Alberto Fernández y todos los otros sectores que componen el Frente de Todos", según resaltaron los voceros desde el momento de su nombramiento, Martínez, por su vida y militancia neuquina, conoce de primera mano el yacimiento hidrocarburífero de Vaca Muerta, y las problemáticas que deberá superar para convertirse en el gran factor de desarrollo de la Argentina.

Lo que hasta hoy no se precisó es si habrá cambios en las tres subsecretarías que dependerán de Martínez, y que según el organigrama vigente conforman la de Energía Eléctrica, a cargo de Osvaldo Arrúa; de Hidrocarburos, con Juan Carbajales, y de Planeamiento Energético, con Juan Pablo Ordóñez.

La decisión del Gobierno nacional de traspasar de cartera a la Secretaría apunta a contar con "una política de Estado" en el sector energético y la intención de dotar de "una visión integral" a un factor que incide en la estabilidad macroeconómica y en la competitividad del agregado de valor.

Así lo afirmaron fuentes de la cartera económica al explicar las razones por las cuales la secretaría que conducirá el neuquino Martínez se incorporará formalmente a la órbita del Palacio de Hacienda.

"La energía es una cuestión macroeconómica para nuestro país. Es un sector transversal para toda la economía e incide en el agregado de valor", explicaron los voceros al asegurar que esa visión es compartida por los responsables de ambos ministerios y argumentar que el tema energético "requiere de una visión integral que incluya a todos los sectores de la economía".

Mientras que Guzmán tendrá la responsabilidad de abordar el desarrollo energético desde la macro, y que contemple sus efectos sobre la producción y el empleo, sobre los hogares y también sobre el sector externo y fiscal, Kulfas continuará trabajando sobre las cadenas de valor del sector para fortalecerlas y desarrollar la red de proveedores.

Nacido en la localidad rionegrina de Ingeniero Huergo, de 45 años y con estudios como contador público -aunque no recibido- en la Universidad Nacional del Comahue, Martínez estaba por ponerse al frente de la discusión que el Gobierno dará en el Congreso sobre la nueva Ley de Hidrocarburos, con la que se busca impulsar la producción y las inversiones en Vaca Muerta.

En el área particular de Energía, los objetivos trazados apuntan a potenciar la producción de petróleo y gas, que sufrió en los últimos meses el impacto de la pandemia de coronavirus, con una fuerte baja de los precios internacionales y una importante caída en la demanda local.

Martínez tendrá a su cargo, en ese sentido, la definición sobre los cambios en las normas hidrocarburíferas, en especial para facilitar las millonarias inversiones que se requieren para potenciar la extracción, tanto en los yacimientos convencionales como en los no convencionales de Vaca Muerta, y avanzar en una eventual segunda ronda de exploración off shore.

El nuevo secretario deberá además intervenir en los mecanismos de descongelamiento y en las pautas de futuros ajustes de las tarifas de los servicios públicos del gas y la electricidad, y en las inversiones de las empresas concesionarias.

También está a la espera de mayores definiciones el futuro de las energías renovables tras la experiencia macrista mediante las tres rondas del programa Renovar, el eventual desarrollo de la energía atómica mediante la construcción de una demorada cuarta central nuclear con financiamiento chino, y el necesario crecimiento de la infraestructura.

El más inmediato de los anuncios se estima será la presentación final del nuevo Esquema de Gas 2020-2024 para promover la inversión y producción del sector.